HONDURAS EN EL FREEDOM OF THOUGHT 2014:

Portada del Informe “Libertad de Pensamiento 2014”.
El 10 de diciembre del año anterior fue publicado el informe Libertad de Pensamiento 2014. “Un reporte global sobre los derechos, el estatus legal y la discriminación contra humanistas, ateos y no-religiosos”. El reporte fue preparado por la IHEU (International Humanist and Ethical Union), una organización internacional que engloba diferentes grupos de sociedad civil de corte humanista, escéptico, racionalista, ateo, agnóstico, no-religioso, secular, de librepensamiento y ética cultural y que tiene presencia en las oficinas de la ONU en Ginebra.

El reporte fue elaborado con el propósito de poner en perspectiva las libertades y amenazas que sufren los ateos, agnósticos, librepensadores o no religiosos alrededor del mundo:
“Las personas no-religiosas han sido objetivo de campañas de odio en diferentes países alrededor del mundo, como un grupo distintivo minoritario. El reporte sostiene que dichas campañas de odio no provienen exclusivamente de líderes religiosos radicales o reaccionarios, sino que de manera creciente de líderes políticos, incluidos Jefes de Estado“.

A continuación menciona a algunos de dichos líderes:
• El Primer Ministro malayo Najib Razak, quien llegó a afirmar que el Humanismo, el Secularismo y el Pensamiento Liberal son una amenaza para el estado mismo y negó el derecho de apostasía, abandonar el Islam. • Arabia Saudita, que implementó una ley que equipara al Ateísmo con el terrorismo. • Egipto, que bajo el aparentemente gobierno secular del Presidente Sisi, ha organizado una campaña de presión sobre los jóvenes ateos, que ha consistido en arrestos, propaganda en contra y cierre de sus lugares de reunión. Las Iglesias Cristianas se han unido a esta campaña llamando a los ciudadanos a resistirse a este nuevo fenómeno (el Ateísmo).

Esta postura de descrédito o criminalización del Ateísmo y el Librepensamiento parece algo lejano para nuestros a veces narcotizados puntos de vista con respecto a nuestro propio país, pero es algo bastante alejado de la realidad. Baste recordar a un entonces candidato Juan Orlando Hernández equiparando el ateísmo con el peor de los males (“la izquierda radical ni cree en dios”) o a ciertos pastores evangélicos, como German Ponce, que llegan a decir en directo y en televisión nacional que los ateos y no cristianos no son seres humanos (“no-humanos”)*.

A esto podemos añadir experiencias personales de sospecha a las que somos sometidos los librepensadores de este país: Desde la virtualidad -a través de acoso y denuncia para cerrar nuestras páginas en redes sociales- hasta aprensión por la vigilancia de nuestras reuniones presenciales por parte de miembros de entes de seguridad del estado. Lo anterior a nivel de persecución.

Si hablamos de injerencia y ataques a la laicidad, la lista se vuelve extensa: intromisión de las iglesias en la educación pública y en la formación dudosa de los niños en riesgo social a través de proyectos como “Guardianes de la Patria“, en el lobby que han hecho en contra de las PAE, en el desprecio manifiesto hacia la diversidad sexual, la presencia de líderes religiosos en cargos públicos o sus familiares cercanos, la relación barragana del gobierno con algunas iglesias nacionales, la persecución de algunas minorías religiosas o de creencia en contubernio y participación de entes estatales y un largo etcétera…

El informe de Libertad de Pensamiento 2014 subraya diversos puntos cuando se habla de Librepensamiento en el país, a continuación citamos algunos:
1. Situación general del sistema: a) Hay un sistemático privilegio religioso. b) Patrocinio estatal de instituciones religiosas o salarios y excepciones selectivas de pago de impuestos.
2. Libertad de pensamiento, conciencia, religión o creencia o establecimiento de una religión: Información insuficiente o datos no incluidos en este reporte. [1]
3. Familia, comunidad, cortes religiosas o tribunales: Datos insuficientes o no incluidos en este reporte.[2]
4. Expresión o defensa de valores humanistas: La expresión de principios humanistas básicos sobre democracia, libertad o derechos humanos está severamente restringida.[3]

A propósito de la Constitución y la Ley dice lo siguiente:
“La Constitución, la Ley y otras políticas garantizan la Libertad de Pensamiento, Conciencia y Religión; sin embargo los golpes militares y diversas pugnas sociales, incluida la tasa más alta de homicidios en el mundo, se traducen en que en la práctica estos derechos no sean ejercidos de manera segura. Las elecciones generales del 24 de noviembre de 2013 llevaron al poder a un partido que apoyó el golpe de estado del 2009. Por lo que permanece en suspenso si éste garantizará los derechos que decreta la Constitución”.

A propósito de las religiones, el informe dedica un apartado con el certero título de “Sólo estas religiones“:
“Aunque nominalmente Honduras ha sido un estado secular desde 1880, la Ley establece que la Iglesia Católica y la Confederación Evangélica de Honduras como iglesias legalmente reconocidas, y solamente estas iglesias.

La Constitución permite el registro de otros grupos religiosos como asociaciones sin fines de lucro con los beneficios que da el status “sin fines de lucro”. Todos los ciudadanos son libres de practicar la religión o creencia de su elección [Algo que no es cierto, como insistimos en una de las notas al pie de página], pero las dos religiones oficiales reciben un amplio rango de privilegios y beneficios que están disponibles únicamente para ellos, como excepciones de impuestos para salarios pagados al clero y el reconocimiento estatal de matrimonios religiosos.”
Básicamente aquí termina la parte visible del informe.

Adicionalmente la IHEU, según nuestras indagaciones, prepara un informe más detallado del estado del Librepensamiento en el país. Estaremos publicándolo a su debido tiempo. Por los momentos nos hemos limitado a señalar algún par de puntos del informe que necesitan otro nivel de detalle. Para no hacer esta entrada demasiado extensa, los pueden leer en las notas a pie de página. El Librepensamiento en Honduras, a manera de breve conclusión, es un ejercicio de tauromaquia y nosotros como institución estamos empeñados en hacerlo extensible a toda la población ya que pensamos que es un recurso importante para la construcción de espacios de la Libertad que tan poco conocemos, damos por sentada y que tanto nos hace falta.

*El video de la declaración de este pastor será analizado en otra entrada. [1] Sobre la supuesta Libertad religiosa o de creencia baste de ejemplo la persecución que han sufrido desde el Gobierno, y por influencia de algunos grupos religiosos, los practicantes de magia, brujería y otras creencias esotéricas. Hecho que pondría en duda la idea de libertad de creencia. Los argumentos son convencionales y predecibles: defender del timo al que supuestamente someten estas personas a la masa incauta… ¿Pero no se podría acusar de algo similar a muchas congregaciones religiosas reconocidas y privilegiadas por el gobierno? ¿Beneficios espirituales a cambio de dinero…? La homeopatía, la imposición de manos o las oraciones milagrosas tampoco son gratuitas en la mayoría de los casos y no por eso las prohíben. De hecho, no sólo este tipo de grupos de creencia han recibido persecución oficial, también se ha ejercido una especie de “canibalismo religioso”, sirva de ejemplo las acciones en contra de la iglesia “creciendo en gracia”.

[2] El tema de los juzgados, la ley y la religión es algo nebuloso. En un artículo previo señalamos la impunidad que amparó la conducta criminal del pastor Evelio Reyes al hablar abiertamente en contra de los homosexuales y la paciencia del sistema judicial ante las injerencias ilegales que este señor hace en la vida política del país. Para darle un contexto particular, baste la anécdota del pastor que abofeteó al hijo del conocido poeta nacional Fabricio Estrada. Como él mismo cuenta, entró al juzgado mostrando un documento que lo identificaba como pastor, imaginamos que como especie de santo y seña para salir indemne ante la ley. Y la Confraternidad Evangélica no pierde oportunidad en su maridaje con el poder, hace un par de semanas lo demostraron una vez más al apoyar públicamente el rango constitucional de la Policía Militar.

[3] Aquí existen diferentes polémicas, algunas recientes, como la condena del periodista Julio Ernesto Alvarado o la situación de la líder feminista Gladys Lanza. La controversia persiste por lo ya señalado: la debilidad del sistema judicial e institucional del país.